Terapia Familiar: Mediación

 

 

Un padre le dijo a su hijo: "Ten cuidado por donde caminas", el hijo le responde: "Ten cuidado tu, recuerda que yo sigo tus pasos".

 

"No le evitéis a vuestros hijos las dificultades de la vida, enseñadles más bien a superarlas." Louis Pasteur

 

"El problema con la familia es que los hijos abandonan un día la infancia, pero los padres nunca dejan la paternidad." Osho

 

 

La terapia familiar es necesaria cuando existen problemas que los miembros no pueden gestionar, esos problemas están dañando la estructura general familiar y a todos sus miembros de manera individual.

 

 

Las ventajas de la mediación son: evitar mucho sufrimiento, fomentar el diálogo, las soluciones surgen de los miembros de la familia, es un proceso para pacificar y el psicólogo aporta la neutralidad y la organización para superar el conflicto.

 

Suele ir dirigida a:

 

Familias con situaciones de conflicto entre padres e hijos, entre hermanos o con algún miembro en situación de dependencia.

 

Familias donde alguno de los hijos tiene fracaso escolar.

 

Familias donde los padres están en proceso de divorcio o separación.

 

Parejas que deciden separarse y quieren establecer acuerdos prematrimoniales sin necesidad de intervención judicial.

 

Familias con conflictos económicos, negocios familiares o con temas de herencias.

 

Familias con problemas de comunicación en general.

 

© 2015 Maria Perez Esteban

Todos los derechos reservados.