Ansiedad

 

“Me cuesta mucho dormirme, doy muchas vueltas, escucho mi corazón que late tan fuerte que creo que voy a tener un infarto”

 

 

“A veces siento una presión tan fuerte en el pecho que no puedo respirar” “Tengo un nudo en el estómago todo el tiempo”, “Estoy muy nervioso/a no me calmo con nada”

 

 
¿Que es la ansiedad?

 

Según la definición que otorga la Real Academia de la Lengua es: “un estado de agitación, que acompaña a muchas enfermedades, en particular, a ciertas neurosis y que no permite sosiego a los enfermos”

 

Los síntomas son muchos y variados.

 

Físicos: presión en el pecho, dificultad para respirar, insomnio, dolor de cabeza, nauseas, pérdida o aumento del apetito, tensión muscular, cansancio, mareo.

 

Conductuales: Dificultad para moverse, estado de alerta constante, dificultad para comunicarse o por el contrario verborrea incontrolable, quedarse en blanco, expresión facial de duda o torpeza para actuar.

 

Psicológicos: pensamientos repetitivos dañinos, inseguridad, temor a perder el control, agobio,  dificultad de atención, intranquilidad, aumento de las dudas y sensación de confusión.

 

Estos serían algunos de los síntomas más frecuentes aunque puede haber muchos más.

La ansiedad puede venir asociada a un acontecimiento inesperado o incontrolable en nuestras vidas; la separación de la pareja, cuidado y atención de un familiar enfermo, pérdida o cambio de trabajo, en niños o adolescentes es común que la ansiedad pueda aparecer por un cambio de colegio.

 

La ansiedad también acompaña y ayuda a mantener otros problemas; fobias, depresión, obsesiones, adicciones…etc.

 

En otras ocasiones nuestra vida sigue igual pero aparece en un momento determinado y cada vez esta más presente.

 

En cualquiera de los casos las consecuencias para nuestra salud física y mental pueden ser graves.

 

 
¿Cómo se cura la ansiedad?

 

Hay diversas pruebas para determinar un diagnóstico de ansiedad sin embargo lo más importante es la experiencia subjetiva de la persona; como lo esta viviendo, que esta pensando y como se siente.

 

En el proceso terapéutico para eliminar la ansiedad, se trabaja con diversos aspectos. Primero con que recursos contamos para combatirla cuando aparece, esto se explora a través de cada persona ya que somos únicos y no a todos las personas les funcionan las mismas estrategias. Se trabaja también con los síntomas y motivos que pueden producir la ansiedad.

 

Es importante que la persona comprenda que hay detrás de ella y para que esta instalada en su vida, para concentrar su atención en esos aspectos que la provocan para ir cambiándolos y poco a poco ir superándola.

 

© 2015 Maria Perez Esteban

Todos los derechos reservados.